Liturgia

La sed de Dios es el punto vital  alrededor del cual gira la vida humana; esa necesidad de Dios, la experimentamos   todos, aún los que no creen, porque  sienten la necesidad de algo trascendente que dé sentido a la vida.  San Agustín decía: “Nos hiciste  Señor para Ti, y nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en Ti.”  Y el  Papa Benedicto XVI dijo: “ Sin Dios, el hombre no sabe, ni quien es él, ni a donde  debe ir.” La fe es  Dios que nos habla al oído, es Dios que nos dice quién es El, es Dios que se convierte en Maestro.

La Iglesia nació  de la palabra   que es vida, que es luz, que es fuerza creadora. Para escuchar esa palabra hay que creer, porque entre fe y  palabra hay un vínculo muy estrecho.  Esa palabra de Dios en la Escritura hay que escucharla bajo la acción del Espíritu Santo, que es el que hace posible una interpretación  correcta;  por eso, al leer y meditar la palabra de Dios, hay que tener cuidado  para escucharla bien  y para interpretarla como ella es.Dios nos habla  y esa palabra de Dios la encontramos en el Antiguo y Nuevo Testamento.

 La palabra de Dios es dialogante, porque Dios nos habla y se relaciona con nosotros, se involucra en nuestra vida; El está en nuestra viday en nuestra historia personal. por eso es necesario que también nosotros dialoguemos con El, que le hagamos partícipe de  nuestra vida, de nuestros anhelos  y proyectos,  de  nuestras preocupaciones y esperanzas;  de ahí la imperiosa necesidad de la Oración.

No podemos  olvidar que el primer campo de apostolado somos nosotras mismas, nos tenemos qué evangelizar, penetrar de la doctrina de Jesús, para poder evangelizar a los  demás.

En la “VERBUM DOMINI” , EL Papa Benedicto nos dice que, en los  Salmos hay una gama de sentimientos que el hombre experimenta en  su existencia y que , por eso, en ellos hay expresiones de gozo, de dolor, de angustia, de temor y de esperanza, como también de júbilo, de alabanza, de victoria y de confianza.


INFORMACIÓN DE CONTACTO

Capilla de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
 Av. Roosevelt No. 29 – 71
 + (572) 556 66 69
 (572) 556 66 71
 E-Mail : comunicaciones@hijasdelacaridadcali.org.co
Cali, Valle, Colombia, Sur América

Polítcas y privacidad

Correo corporativo

Hijas de la Caridad en redes: